Actualidad

Mamá, ya soy grande: ahora voy al jardín

marzo 2019 | OAP! Nº138

Con la llegada de marzo, llega el clima de “vuelta al cole”. Vuelta a los horarios, vuelta a las rutinas y vuelta a los espacios de pertenencia que los chicos dejaron stand by el año pasado. Pero, para un grupo de chicos en su primera infancia, no se trata de una vuelta sino de un comienzo. El “primer día de clases” será para ellos la llegada de un nuevo mundo, un espacio más allá del que venían compartiendo con mamá y papá, donde establecerán nuevos vínculos y procesos de aprendizaje.

El comienzo del jardín de infantes es un acontecimiento que moviliza a toda la familia. No es raro que, además de los papás y los chicos, estén implicados en él los abuelos, tíos y otros familiares que participan de la experiencia.

Los sentimientos que se ponen en juego en este cambio son infinitos. Para los papás y las mamás, dejar a los chicos en el jardín y acompañarlos en su proceso de adaptación es una adaptación en sí misma, en la que hay que aprender a elaborar ansiedades, espacios de separación y respeto por el lugar que la institución educativa elegida comienza a ocupar en la vida de los chicos. En la etapa inicial, el proceso de socialización es dominante, y se da a través de la incorporación de normas que permitirán relacionarse emocionalmente con otros, más allá de los familiares y conocidos.

El momento ideal, el colegio ideal… ¿existen?

Cada familia decide cuándo comenzar el proceso de escolarización de sus hijos, dependiendo de las necesidades y posibilidades de grandes y chicos. Cada caso es singular y, por eso, es imposible generalizar una propuesta válida para todos.

De ahí que elegir un colegio resulta complejo para todos los papás. La distancia de la casa o el trabajo, el proyecto pedagógico, la cuestión económica, la posibilidad de compartir el grado con un amigo “de afuera”, los idiomas que se ofrecen… Todas las variables se convierten en importantes a la hora de realizar la elección. Para no perder el rumbo, es de vital importancia evaluar qué esperamos de la escuela como institución, para poder poner en orden las prioridades y elegir algo que se adecúe a nuestras expectativas.

Una vez realizada la elección, se presenta el nuevo y más temido desafío: la adaptación. En esta etapa, la confianza en la institución elegida será clave. Si los papás no estamos tranquilos, no podremos transmitirles confianza a los chicos. Es cierto que, para los padres, se ponen en juego miles de emociones y sentimientos: la culpa, los miedos, la ansiedad, la alegría, la expectativa…

Por eso, es fundamental tener algunos tips frescos para enfrentarse a esta transición. La paciencia es fundamental: no es extraño que los chicos tarden más de lo esperado en adaptarse o hagan retrocesos cuando parecía que todo iba bien. Debemos hacer un esfuerzo como papás y mamás para no angustiarnos frente al llanto de los chicos; en cambio, intentemos transmitirle confianza y alegría por las actividades que va a realizar en el jardín. A la hora de dejarlos en la sala y despedirse, es importante poder explicarles que mamá, papá o quien esté acompañando el proceso de adaptación se va, pero que pronto vuelve a buscarlos. Es importante hablarles siempre con franqueza, tranquilidad y confianza, evitando siempre escaparse y mentirles a los chicos, porque esa actitud sólo reforzará la sensación de inseguridad y angustia por la separación.

Ahora sí, llegó el momento de desearles ¡feliz comienzo de clases a todos!

¿Tenés algo para compartir? ¡Queremos saberlo! Envianos tu colaboración y podés ser parte de Ojo al Piojo! Escribinos a redaccion@guiaojoalpiojo.com y nos ponemos en contacto!

encuesta


* Campos obligatorios

notas

Artistas de tapa
Luciano
marzo 2019 | OAP! Nº138
Tiempo libre
SoRteOs piOJOs!
marzo 2019 | OAP! Nº138
Tiempo libre
Pica al (sal) pica de Carnaval
marzo 2019 | OAP! Nº138
Ojo al Piojo! - RNPI N° 5236488 - Registro de marca 2.230.915